lunes, 16 de noviembre de 2015

MATAR EN EL NOMBRE DE UN DIOS ES HACER DE ESE DIOS UN ASESINO.



Acuérdate de mí cuando me olvides, que allí donde no estés iré a buscarte, siguiendo el rastro que en el cielo escriben, las nubes que van a ninguna parte.

Acuérdate de mi en tus plegarias y búscame con los ojos cerrados entre la muchedumbre solitaria, yo tampoco te quiero demasiado...

Como te tomo, me doy. Como te busco, Te evito. Como me vengo, me voy. Como me pongo, me quito. Como te falto, Te sobro. Como me callo, te digo. Como te pago, me cobro. Como te extraño, te olvido.

Por ver volar los peces de colores hicimos agujeros en el agua, preocupados en los alrededores siempre en la dimensión equivocada.

Mujer de sombras y melancolía, volvamos al edén que nunca ha sido, a celebrar con las copas vacías, el gusto de no habernos conocido.





Fotografía - ZACARIAS ABAD.







                                             Calzado - CALITA vía COOLCANALLA. 
                                             Chaleco - zara
                                             Sombrero - SIGNES  

1 comentario:

Jose Vte Signes dijo...

muy buenas fotos, y tu fantástica....

me ha emocionado el texto que has elegido...